Homenaje latinoamericanista a Jorge Turner

1278555383046-oro.jpg

Homenaje latinoamericanista a

Jorge Turner

 

Por Adalberto Santana

 

SANTANA.pngDoctor en Estudios Latinoamericanos por la UNAM. Director e investigador del Centro de Investigaciones sobre América Latina y el Caribe (CIALC) de la misma universidad.

E-mail: asantana@servidor.unam.mx


Otros artículos del mismo autor:


Podemos afirmar con mucho orgullo que nuestro estimado  maestro, colega y amigo, el  doctor Jorge Turner, muy merecidamente se le rinde el presente homenaje al cumplir sus 90 años de prolífica vida y combate político por la emancipación de nuestra América. Muchos años en los que sin duda ha visto grandes sucesos en la historia del mundo y en especial de nuestra América Latina y el Caribe. Me parece que el maestro Jorge Turner es de ese tipo de “hombres políticos (que) aparecen en las coyunturas como fruto de las aspiraciones e intereses de los pueblos”.[1]

Sucesos en los que no únicamente ha sido un cronista crítico de los mismos, si no también un actor central de determinados procesos y un fiel testigo e interlocutor de específicos  actores en la vida política y cultural de la región.

Pensemos que este destacado profesor universitario del Programa de Posgrado en Estudios Latinoamericanos y de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, así como miembro del actual Consejo  Editorial de la Revista Cuadernos Americanos del Centro de Investigaciones sobre América Latina y el Caribe, es a su vez un intelectual comprometido con su tiempo. Tiempo histórico que abarca dos siglos, tanto gran parte del siglo XX como  lo que llevamos del actual siglo XXI. Si se  prefiere Turner en sentido guevariano representa aquello postulado por su colega de conversaciones y luchas  (del comandante Ernesto Che Guevara), del cual Turner  escribió: “El hombre nuevo no es el más fuerte y férreo. El hombre nuevo saca su fortaleza de su aparente debilidad que consiste en ser sensible y solidario”.[2]

En ese largo periodo de vida de Jorge Turner,  nuestra América ha cambiado y vivido dramáticas situaciones de represión, golpes de Estado, dictaduras y genocidios, pero afortunadamente también ha comenzado a desarrollar  gran cambios sociales y políticos, sobre todo revoluciones que han marcado y orientado el rumbo de la región con mejores formas de convivencia, solidaridad y respuestas alternativas frente los grandes retos de los pueblos y naciones de nuestra América.   

Tal es el caso, por ejemplo, del nuevo escenario político que encontramos el día de hoy en la región. En América Latina y el Caribe en el momento actual encontramos un escenario donde las fuerzas progresistas de nuestra América gobiernan gran parte de nuestros países. Ahí las nuevas izquierdas latinoamericanas han logrado tras largos años la búsqueda de opciones de cambio a través de la institucionalidad democrática.

Para el maestro Jorge Turner, considero que en su análisis político se presenta un nuevo panorama del perfil político-ideológico de los distintos segmentos de las llamadas izquierdas en América Latina. Tendencia creciente que en la primera década del siglo XXI va cobrando fuerza en una gran parte de la región.[3]

Pienso que Jorge Turner comparte conmigo el análisis que nos muestra que en  el periodo 2000-2008 simbolizó el comienzo de la ruptura de la tradicional política de corte neoliberal donde se han ido perfilando cada día en la región nuevos gobiernos en el poder en el marco de un amplio abanico de izquierdas latinoamericanas. En ese sentido puedo apuntar que gran parte del alejamiento de la política neoconservadora en nuestra América se gesta  en algunos hechos claves para la región. Por ejemplo, tal  es caso de la llegada al poder de Hugo Chávez a la presidencia de Venezuela.

Menciono al presidente Chávez, en virtud de que el mismo Jorge Turner, cuando el hoy mandatario venezolano fue amnistiado como preso político, vino  a México entre otras razones para buscar y entrevistarse con él. Sin duda Turner era y es un referente para dialogar y escuchar de él un sabio consejo político.  Jorge Turner es uno de los grandes capitales políticos, tal como apuntaba al inicio de mis palabras cuando mencionaba que él es “un fiel testigo e interlocutor del papel de específicos actores en la vida política y cultural de la región”. Así como lo fue también con el presidente Salvador Allende cuando ambos realizaron un gran periplo por el mundo para llegar a una reunión mundial en los años  sesenta. En ese periplo Allende y Turner tuvieron que ser conspirativos para no dejar huella para los organismos de espionaje  de la Casa Blanca, estamos hablando que esto aconteció  en pleno auge de la Guerra Fría.

Pero volviendo al tema que apuntábamos, referido al incremento de gobiernos progresistas en nuestra América en los inicios del siglo XXI, podemos afirmar que como nunca antes existió en nuestra historia, a excepción de los primeros años del periodo independentista en las colonias de España en América, hoy encontramos un escenario de grandes  cambios políticos en la región donde predominan gobiernos como el del referido presidente Hugo Chávez en la República Bolivariana de Venezuela donde  triunfó con el  62,9  el   3 de diciembre de 2006 o del presidente Rafael Correa de Ecuador que derrotó a la derecha con el 56,7 el 26 de  noviembre de ese mismo año, así como la reciente victoria de Fernando Lugo, sacerdote de la teología de la liberación que ganó la presidencia de Paraguay  en agosto de 2008 con más el 40% de la votación. Escenario latinoamericano  donde también gobierna un dirigente obrero como Luis Inacio Lula en Brasil;  o el gobierno del dirigente colacolero, el indígena Evo Morales en Bolivia. O bien como el caso de un ex guerrillero como Daniel Ortega en Nicaragua y dos mujeres de distintos segmentos de las izquierdas en Chile y en Argentina  como lo son  Michelle Bachelet y Cristina Fernández de Kirchner.  A ellos se suma el gobierno de las izquierdas uruguayas encabezado por Tabaré Vázquez. Y aún más, gobiernos progresistas como el del liberal   Manuel Zelaya en Honduras, que recientemente adhirió a su país al ALBA, en una nación de nuestra América que se había convertido en un portaviones del Departamento de Estado como lo señalaba otro de nuestros grandes maestros latinoamericanistas como lo fue don Gregorio Selser.

En otras palabras, esto a nuestro entender,  y pienso que lo comparte nuestro homenajeado Jorge Turner,   significaba  que los proyectos del conservadurismo latinoamericano más proclives a las políticas de la Casa Blanca van perdiendo terreno. En tanto que por la otra vertiente se va mostrando el constante ascenso de la  nuevas olas de las fuerzas progresistas latinoamericanas del siglo XXI.[4]

Estoy seguro que el maestro Turner, esta más contento con la nueva cartografía política latinoamericana que hoy tenemos en el paisaje político latinoamericano donde la tendencia del proyecto del neoliberalismo criollo, tienda cada día a ser más débil  y el de las nuevas  corrientes de las fuerzas progresistas  latinoamericanas muestran una mayor fortaleza regional. Particularmente si se considera que el paisaje referencial del área  se encontraba en los inicios del primer decenio del siglo XXI  gravitando entre  fuertes fracturas y polarizaciones sociales. Hoy el escenario político latinoamericano es más cercano a lo  que el maestro Jorge Turner ha deseado y luchado. Socialmente también las tendencias muestran un avance real y cuantificable  en la política social latinoamericana. La mejor constatación lo anunciaba la CEPAL al dar a conocer que alrededor de 15 millones de personas habían dejado de ser pobres en la región y 10 millones más habían abandonado la indigencia en 2006. Tal como se constata en  el informe Panorama social de América Latina 2007. Dicho reporte señalaba que en 2005 el porcentaje de pobreza en la región alcanzaba al 39.8 por ciento de la población. En tanto que para el año 2006 había logrado reducirse a un 36.5 por ciento. Esto muestra una real disminución del auge del modelo neoliberal producto de las políticas de las fuerzas progresistas en América Latina y el Caribe.[5]

Con todo esto queremos apuntar, en este homenaje al gran latinoamericanista que ha sido y será  Jorge Turner, que ha sido un gran maestro panameño  que ha sabido comprender y desafiar el rumbo de la historia política latinoamericana.  Recordemos que Turner referiéndose a la historia política panameña y latinoamericana escribía el 1º. de  abril de 1990:  “Los buenos panameños deben dar el ejemplo encontrando criterios comunes en este punto fundamental, por encima de banderías circunstanciales del pasado y del presente”.[6] Y en ese sentido pensamos que Jorge Turner a lo largo del tiempo que lo hemos conocido desde los años setenta allá en su trabajo periodístico en el diario El Nacional, como un destacado intelectual del Comité de Solidaridad Latinoamericana, como  colega universitario, como excelente embajador  panameño  en nuestro país y como un gran maestro y amigo, valen estas sencillas reflexiones sobre el presente de nuestra América. Valen como nuestro humilde homenaje por sus nueve  decenios de vida y de lucha latinoamericanista bolivariana.



[1]  Jorge Turner, “Bolívar, Martí y Juárez”, en Adalberto Santana y Sergio Guerra Vilaboy (compiladores),  Benito Juárez en América Latina y el Caribe, México, CCyDEL-UNAM, 2006, p. 21 (Colección Cuadernos de Cuadernos, 11).

[2]  Jorge Turner, Treinta latinoamericanistas en el recuerdo, México, La Jonada/UNAM, 1998, p. 26.

[3]  Ibid.

[4] Cf. Kranklin Ramírez Gallegos, “Mucho más que dos izquierdas”, en Nueva Sociedad (Buenos Aires), núm. 205 (septiembre-octubre  2006), pp. 30-44; Manuel Antonio Garretón M., “Modelos y liderazgos en América Latina”, en ibid. y José Manuel Calvo, “EE UU pierde América Latina”, El País, 2 de mayo de 2006.

[5] Reforma, México, 18 de noviembre de 2007, p. 2 (Internacional).

[6] Jorge Turner, “Panamá en una gota de agua”, en Mas si osare un extraño enemigo… Las invasiones nortamericanas a México y Panamá, Veracruz, Instituto Veracruzano de Cultura, 1990, p. 50.

|

Comentarios

Es un placer elcachurso y verlo aunque sea a trave9s del video. Aunque no pude estar en el Simposio es maravilloso poder disfrutar de su disertacif3n.Lo compartire9 con la comunidad escolar normalista de Tuxpan, Veracruz.Un abrazo.
Responder
Could Marat and Dmitry have lkooed any more unhappy to be standing side by side holding trophies. My goodness, it is like they are before a firing squad. Hey Marat and Dmitry, it is now perostroika (sp?)
Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar